El documento completo pesa 12.4 Mb. por lo que les suplicamos
PACIENCIA ya que puede tardar hasta 10 minutos en descargarse
dependiendo de la velocidad de su conexión.

 



El documento completo pesa 4.4 Mb. por lo que les suplicamos
PACIENCIA ya que puede tardar hasta 5 minutos en descargarse
dependiendo de la velocidad de su conexión.

 

Si necesitan descargar el documento a su computadora, es necesario abrir el documento en linea, sobre cualquiera de las páginas hacer click con el botón derecho del mouse y seleccionar la opción "Guardar como" para que se presente al cuadro de opciones de guardado y seleccione el lugar en donde se va a guardar en su computadora.


Mons. Juan Straubinger

Nació en Esenhausen en 1883. Ingresó al Seminario Teológico de Stuttgart en 1896, en donde recibió el orden sacerdotal en 1907. Fue profesor de hebreo en su Seminario, así como doctor en lenguas orientales e historia comparada de las religiones. También estudió el árabe.
Durante su estadía en el Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí, tuvo acceso al Códice SyrSin, el códice más viejo conocido de la versión siríaca de la Biblia, y que probablemente haya sido vertido de algún códice griego del Siglo II. También estudió el Códice Palimpsesto Sinaítico, redactado en siríaco durante el Siglo IV, y otros textos antiguos escritos en siríaco, en árabe y en griego. En 1933, fundó el Movimiento Bíblico Popular Católico, para la difusión y la enseñanza de los escritos bíblicos.
En 1937, tradujo al alemán la encíclica “Mit brennender Sorge...” (en español: “Con ardiente inquietud...”), documento papal impreso y publicado por la iglesia católica alemana. La Encíclica se leyó durante la Misa en todos los recintos y lugares de culto de la iglesia católica alemana el 21 de marzo de ese mismo año. La lectura de la encíclica causó mucho revuelo, pues fue la más enérgica reacción de oposición contra el régimen nazi. Cinco días más tarde, la Gestapo logró la confesión de otro sacerdote, quien delató a Straubinger como el traductor de dicho documento. Habiendo sido alertado de que era buscado por el régimen, Straubinger se refugió en Suiza.
En 1938, fue invitado por Enrique Mühn, obispo de San Salvador de Jujuy, Argentina, para que se incorporara a las actividades de esa diócesis. Johannes Straubinger aceptó la propuesta, y viajó a Argentina, en donde se asentó durante unos once años. Allí recomenzó su obra apologética, con la edición de una hoja bíblica periódica. En el año siguiente, fundó una revista bíblica. En 1940, se trasladó a La Plata, Provincia de Buenos Aires, y desempeñó allí el cargo de profesor de Sagrada Escritura en el seminario San José de La Plata.
El 29 de noviembre de 1951, Straubinger retornó a Alemania. Se estableció en Stuttgart; donde desarrolló una labor apostólica para la difusión de los escritos bíblicos. La Universidad de Münster (Renania del Norte-Westfalia) le otorgó el doctorado honoris causa en teología en reconocimiento a su tarea en Argentina. En la ceremonia, fue llamado “el Jerónimo de toda América Latina”.
Jamás pudo volver a la Argentina debido a problemas de salud. Johannes Straubinger falleció en su lecho en Stuttgart el 23 de marzo de 1956, a los 72 años.